¿Sabes que significa “cero residuos” y cómo lo afrontamos en Tangente de 90?

Residuo cero, en inglés Zero Waste, se podría definir como un estilo de vida, una filosofía donde todos podemos participar, no es tan difícil. Tan solo tendríamos que remontarnos unos años atrás y copiar la forma de vida de nuestros abuelos, ¿os acordáis? Si ellos podían, nosotros también. Os explicamos cómo:

Cero residuo es combatir el derroche de recursos. Su objetivo es lograr alargar el ciclo de vida de los productos, para así mitigar la contaminación ambiental, combatir el calentamiento global y reducir y evitar la carga de los vertederos e incineradoras. Esta filosofía está basada en la regla de las 5 erres, muy ligada a la economía circular. Con ella y de forma personal, compramos solo lo que necesitamos, ahorramos dinero y contribuimos a un estilo de vida saludable.

 

¿Y qué hacemos desde Tangente de 90? 

Muy fácil, nosotros tenemos un objetivo: frenar el cambio climático dinamizando la industria de la moda sostenible y potenciando el sector textil regional, y así, favorecer a su vez la sinergia entre empresas afines a la sostenibilidad.

 

Desde Tangente de 90 apostamos por la ecología y es por eso que decidimos convertirnos en una empresa de residuo cero, es decir, aprovechamos toda la materia prima con la que realizamos nuestras colecciones; tejidos, botones, fornituras, etc. 

Con los retales sobrantes de nuestra producción confeccionamos alfileteros, muñecas de trapo y otras cositas que se nos van ocurriendo. Eso sí, siempre de forma artesanal, confeccionadas en proximidad y creadas de una en una, de forma minuciosa y siendo todas las piezas diferentes, únicas y exclusivas. ¿Bonito verdad? Pues no acaba así la cosa.

 

El beneficio derivado de la venta de nuestro “residuo cero” se destina a acciones sociales, colaborando con diferentes organizaciones sin ánimo de lucro. 

 

Todo se hace con la misma finalidad, la de evitar residuos y reducir las emisiones de CO2, ya que si tirásemos al contenedor todos estos desperdicios dejaríamos de respetar al medio ambiente.

Con esta filosofía reducimos el impacto ambiental de nuestra actividad